El teléfono del futuro estará hecho de grafeno

Un teléfono móvil hecho de grafeno mejorado podría integrar varias tecnologías desarrolladas a partir de la investigación de la iniciativa de investigación de “Graphene Flagship Research

Antena y Comunicaciones:

El grafeno se puede utilizar para mejorar la comunicación de datos ópticos a tasas sin precedentes, al tiempo que reduce el consumo de energía y los errores de transmisión. Graphene Flagship apunta a enlaces de datos muy por encima de 400 gigabits por segundo para el año 2020. El grafeno también podría ser la base de antenas de comunicación de campo cercano (NFC) flexibles, permitiendo la creación de nuevas tecnologías como billetes electrónicos o billeteras inteligentes.

Procesador y electrónica

Las propiedades electrónicas del grafeno lo hacen ideal para crear componentes más rápidos y más confiables para nuestros teléfonos. El grafeno es fuerte y altamente conductor, pero también muy delgado: solo un átomo de espesor. Esto podría llevar a microprocesadores más pequeños pero más rápidos para objetos inteligentes y el Internet de las cosas (IOT). Los GRM son flexibles, lo que permite que los dispositivos se integren en textiles o incluso “pegatinas” en nuestra piel.

Batería

El grafeno podría utilizarse para mejorar la capacidad, la eficiencia y la estabilidad de las baterías. Las baterías de grafeno podrían tener un mayor almacenamiento de energía y un mejor rendimiento durante toda una vida útil de uso y recarga. El grafeno y los materiales relacionados (GMR) también se pueden utilizar para mejorar las propiedades de otras soluciones de almacenamiento de energía.

Carcasas de teléfono y otros

El grafeno es un material muy fuerte. Mezclado con resinas y plásticos, o incluso como recubrimiento, el grafeno se puede usar para hacer cascos más seguros, piezas de avión más fuertes y materiales de construcción más resistentes. La incorporación de grafeno y materiales relacionados en la carcasa del teléfono del futuro podría hacer que sea mucho más robos. Puede que nunca tengamos que preocuparnos por las caídas.

Pantallas

Las pantallas que usan grafeno podrían tener sensores de fuerza, lo que aporta una nueva dimensión a las tecnologías de pantalla táctil. Además, gracias a la gran flexibilidad del grafeno, podemos integrar todas estas nuevas propiedades en pantallas flexibles, que podrían ser útiles en tecnología portátil.

Sensores

Los sensores de grafeno podrían ser útiles para muchas aplicaciones, ejemplo comunicarse con sensores de instalados en todo nuestro cuerpo para controlar infecciones peligrosas, niveles de oxígeno y niveles de azúcar (caso de diabéticos), corregir nuestra postura o incluso ayudarnos a rastrear el progreso de las enfermedades neuronales. Los sensores también podrían analizar nuestro entorno.

Auriculares / Altavoces

Los GRMs podrían hacer que los auriculares y los parlantes sean más eficientes energéticamente y más duraderos, al tiempo que producen un mejor sonido. Cuando las membranas son ligeras, generalmente son demasiado flexibles y producen vibraciones y ruidos no deseados. ¡El grafeno es flexible, pero fuerte, por lo que las distorsiones se reducen, y uno puede disfrutar de su música favorita con una claridad sin precedentes!

Lea aqui todas las aplicaciones del grafeno que se han desarrollado hasta 2018