Compartir

Los investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) diseñaron un dispositivo capaz de producir electricidad a partir de las oscilaciones diarias de temperatura, informa la página web del organismo.

“Hemos construido el primer resonador térmico. Es algo que puede generar energía a partir de lo que parece ser nada. Estamos rodeados de fluctuaciones de temperatura de diferentes frecuencias todo el rato. Son una fuente de energía sin explotar”, comentó uno de los autores de la investigación, Michael Strano, profesor de ingeniería química.

El experimento de los científicos demostró que en respuesta a una diferencia de temperaturas de 10 grados centígrados durante la noche y el día, el dispositivo termoeléctrico produce 350 milivoltios de potencial y 1.3 miliwatts de potencia, cantidad suficiente para alimentar sensores o sistemas de comunicaciones simples y pequeños.

La estructura básica del resonador es una espuma metálica, hecha de cobre o níquel, que luego se recubre con una capa de grafeno para proporcionar una mayor conductividad térmica. Después, viene una capa de una cera especial, que cambia entre sólido y líquido dentro de un rango particular de temperaturas.

Según los investigadores, el material de cambio de fase almacena el calor, y el grafeno proporciona una conducción muy rápida cuando llega el momento de usar ese calor para producir una corriente eléctrica.

Los científicos tienen previsto aumentar su potencia para hacer posible cargar dispositivos móviles, incluyendo teléfonos inteligentes. Se estima que en futuro el resonador térmico permitirá proporcionar energía eléctrica a los cosmonautas.

Via: http://news.mit.edu/2018/system-draws-power-daily-temperature-swings-0215