Compartir

Las pantallas de móviles casi irrompibles son una realidad con grafeno y plata

Científicos de la Universidad de Sussex han conseguido mediante la mezcla de grafeno y unos nanocables de plata un nuevo material que podría conducir a pantallas para móviles más resistentes, fáciles de fabricar, con mejor respuesta, menor consumo, y que incluso son flexibles y capaces de doblarse. Gracias a esto último, podríamos estar ante la protección necesaria para los móviles flexibles.

La parte táctil de la pantalla de la mayoría de móviles del mercado usa óxido de indio y estaño. A pesar de ser ideal por su transparencia y conductividad, el indio también es poco común, caro y frágil. Otras alternativas que existen son la plata (algo cara), o incluso se ha intentado con cobre.

Sin embargo, un método que permite reducir el precio de estas pantallas con plata consiste en emparejarlas con capas de un átomo de espesor de grafeno. Gracias a ello, la cantidad de plata utilizada disminuye radicalmente, haciendo estas pantallas más baratas y asequibles.

Son más baratas, resistentes, eficientes, flexibles y fáciles de fabricar
Para crearlas, los científicos disponen la fina capa de grafeno en una superficie de agua, la recogen con un sello de goma y la presionan encima de la capa de nanocables de plata. Aunque suene a proceso complejo, el equipo afirma que este método es fácilmente escalable, pudiendo usar máquinas de impresión o rodillos con patrones.

La combinación de grafeno y plata también es 10.000 veces más conductiva que las pantallas actuales, por lo que incluso no sería necesario usar tanta plata como en su prototipo, y aun así sería mejor que las pantallas actuales. Usar plata hasta ahora en estas pantallas presentaba un gran inconveniente: que, ante el contacto con el aire, ésta se desgasta. Sin embargo, al emparejarlo con el grafeno los científicos descubrieron que éste protegía a la plata de los contaminantes del aire.

Por último, también probaron a doblar varias veces estos cristales, y comprobaron que las propiedades eléctricas no cambiaban, frente a las pantallas que no usan grafeno donde sí se ve un cambio. Por ello, se podría dar pie a móviles flexibles que usaran estas pantallas, ya que no presentan ningún inconveniente.